No lo hagas

Si no te sale ardiendo de dentro,
a pesar de todo,
no lo hagas.
A no ser que salga espontáneamente de tu corazón
y de tu mente y de tu boca
y de tus tripas,
no lo hagas.
Si tienes que sentarte durante horas
con la mirada fija en la pantalla del ordenador
ó clavado en tu máquina de escribir
buscando las palabras,
no lo hagas.
Si lo haces por dinero o fama,
no lo hagas.
Si lo haces porque quieres mujeres en tu cama,
no lo hagas.
Si tienes que sentarte
y reescribirlo una y otra vez,
no lo hagas.
Si te cansa sólo pensar en hacerlo,
no lo hagas.
Si estás intentando escribir
como cualquier otro, olvídalo.

Si tienes que esperar a que salga rugiendo de ti,
espera pacientemente.
Si nunca sale rugiendo de ti, haz otra cosa.

Si primero tienes que leerlo a tu esposa
ó a tu novia ó a tu novio
ó a tus padres ó a cualquiera,
no estás preparado.

No seas como tantos escritores,
no seas como tantos miles de
personas que se llaman a sí mismos escritores,
no seas soso y aburrido y pretencioso,
no te consumas en tu amor propio.
Las bibliotecas del mundo
bostezan hasta dormirse
con esa gente.
No seas uno de ellos.
No lo hagas.
A no ser que salga de tu alma
como un cohete,
a no ser que quedarte quieto
pudiera llevarte a la locura,
al suicidio o al asesinato,
no lo hagas.
A no ser que el sol dentro de ti
esté quemando tus tripas, no lo hagas.
Cuando sea verdaderamente el momento,
y si has sido elegido,
sucederá por sí solo y
seguirá sucediendo hasta que mueras
ó hasta que muera en ti.
No hay otro camino.
Y nunca lo hubo.

Charles Bukowski

Share
Te busco a ti

Busco aliento en el horizonte de tus palabras y en tus sueños breves Me busco a mi mismo en lo profundo de tu mirada Y me pregunto si ese amor que de ella emana día con día es por mí Busco mis sueños perdidos en tu sonrisa, escucho atento tu voz Me busco a mi mismo en el misterio tus palabras Esperando escuchar oculto un mensaje de amor para mí en alguna de ellas Le busco sentido a mi vida en tus labios, en tu andar y en tu risa Me busco a mi mismo en el mismo sendero donde alguna vez te deje Sigo esperando una señal divina o terrena, que indique que tú eres para mí. Busco en mis recuerdos el sonido de tu voz y la cadencia de tu andar Me busco a mi mismo en las imágenes de esos recuerdos Busco, busco , sigo buscando, te busco a ti Luis Gonzalez Gonzalez (gogol)

Share
El alma de José Sánchez

Cuenta una leyenda que a principios del siglo XVII, concretamente a mediados del mes de septiembre de 1823 una banda de forajidos llego al pueblo y durante días acosaron a la gente tomando lo que les daba en gana ante la impotencia de la gente, algunos hombres humildes todos ellos, cansados de los abusos se armaron de valor y enfrentaron a los maleantes, sin embargo los maleantes mejor armados los sometieron matando algunos en el momento, los que sobrevivieron huyeron y fueron a esconderse en la iglesia del pueblo donde más tarde fueron descubiertos, los enfurecidos ladrones le prendieron fuego a la iglesia construida de tablas en su gran mayoría , una vez hecho esto dejaron a uno de ellos como vigilante , este era José Sánchez un joven de no más de veintidós años a quien dejaron la encomienda de la vigilancia de la iglesia mientras terminaba de quemarse, José Sánchez al parecer no estaba de acuerdo con lo que habían hecho sus compañeros…

Share
Nube negra

Me acuerdo de los salvajes que te mostraban los libros cuidaban a sus ancianos eran su tesoro mas preciado… Eran animales dijeron los barcos hay que domesticarlos para poder exterminarlos… El hijo de Nube Negra miro asombrado como mataban a su padre esos soldados y como el pueblo entero fue esclavizado y como todos sus Dioses lo abandonaron… Como nadie sabia lo que pasaba todo lo que pensaron se equivocaban no eran reyes que venían desde el cielo y ahora toda la tierra está de duelo… Les robaron las tierras después las alambraron para que no entre nadie ahora es un desierto abandonado… Paso tanto tiempo la herida sigue abierta las venas del nativo son las hojas que atan nuestro camino… Un día de otoño ellos volvieron gritaron por altavoces que eran los dueños ahora el enemigo no es extranjero y el hijo de Nube Negra es guerrillero… Como nadie sabia lo que pasaba todo lo que pensaron se equivocaban no eran reyes que venian…

Share
Orquideas susurrantes

Orquideas susurrantes de recuerdos de un pasado apenas remoto y de lugares o cosas.

Orquideas

Orquideas

Share