Abraham Lincoln en frases

Abraham Lincoln en frases

Recuerda siempre que tu propia resolución de triunfar es más importante que cualquier otra cosa.

Más vale ceder el paso a un perro que dejarse morder por él.

¿Acaso no destruimos a nuestros enemigos cuando los hacemos amigos nuestros?

Los dogmas del quieto pasado no concuerdan con el tumultuoso presente.

Tiene derecho a criticar, quien tiene un corazón dispuesto a ayudar.

Todos los hombres nacen iguales, pero es la última vez que lo son.

Si pudiéramos saber primero en donde estamos y a donde nos dirigimos, podríamos juzgar mejor que hacer y como hacerlo.

Casi todas las personas son tan felices como se deciden a serlo.

Ningún hombre es demasiado bueno para gobernar a otro sin su consentimiento.

Tengamos fe que la razón es poderosa; y con esa fe, avancemos hasta el fin, haciendo la parte que nos toca, siguiendo siempre la verdad.

Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo.

Ha sido mi experiencia que gente que no tiene vicios tiene muy pocas virtudes.

Hay momentos en la vida de todo político, en que lo mejor que puede hacer es no despegar los labios.

Casi todos podemos soportar la adversidad, pero si queréis probar el carácter de un hombre, dadle poder.

Sigue a Gogol

Recibe publicaciones nuevas en tu email

Únete a otros seguidores