Alucinante noche de verano

Alucinante noche de verano

No soy muy creyente de lo sobrenatural, pero la historia que les contare a continuación consiguió tambalear mis convicciones y llevarme al borde de la histeria. Hace unos años había ido a un campamento, durante este en una de las actividades un par de chicas que iban conmigo se perdieron porque se quedaron dormidas en los alrededores, recuerdo bien que eran pasadas las doce de la noche cuando comenzamos a buscarlas. Durante esta búsqueda llegamos a un claro en bosque el cual extrañamente se encontraba iluminado, sorprendidos por dicho fenómeno tratamos de averiguar la fuente de dicha luz , la cual parecía partir del otro extremos del claro, al llegar ahí , una flama de centro azul con destellos naranjas nos estaba esperando , uno de mis acompañantes que llevaba una vara , asesto un golpe en el centro de la extraña flama , para nuestra sorpresa y espanto la flama comenzó a flotar a cerca de medio metro de altura ,a tal suceso el chico sacudió la vara nuevamente contra la flama la cual reacciono instantáneamente elevándose por los aires hasta posarse en uno de los arboles cercanos , mis acompañantes comenzaron hacer alboroto y aventar piedras a la flama, que comenzó a volar de un lado a otro del claro , para luego desaparecer por completo.
Como olvidando el asunto nos disponíamos a reanudar la búsqueda, caminábamos rápidamente hacia el interior del bosque , cuando de pronto vimos un sinfín de luces y flamas circundando el claro , envalentonados mis compañeros volvieron para azuzar a las luces ,las cuales comenzaron a surcar el cielo de un lado a otro del claro desaparecían y aparecían nuevamente ,entonces al unísono parecieron alinearse nos comenzaron a perseguir , cada uno de nosotros como pudimos corrimos asustados, en dirección del campamento , tratando de huir de las luces ,minutos después cuando logramos llegar al campamento las luces desaparecieron tan misteriosamente como había aparecido ,les contamos a los demás del grupo lo que no acababa de suceder ,pero se negaban a creernos hasta que una persona la cual nos dijo que lo que habíamos visto habían sido unas brujas. Durante el resto de esa noche no pude dormir y me imagino que los demás del grupo tampoco, en las noches subsecuentes nos agrupamos más que de costumbre tratamos de evitar llegar de nuevo al lugar donde habíamos visto a las “brujas” .En cuanto a las niñas por las cuales llegamos hasta ese lugar, las encontramos durmiendo cerca del campamento tapadas con un impermeable, ellas ni por enteradas de todo lo que había sucedido.

Deja un comentario

Sigue a Gogol

Recibe publicaciones nuevas en tu email

Únete a otros seguidores