Author : gogol

Bebiendo coca-cola contigo

Bebiendo coca contigo me divierto más que yendo a San Sebastian, Irun, Hendaya, Bayona o enfermandome del estómago en la travesera de gracias en Barcelona. En parte porque con tu blusa naranja pareces un San Sebastian mejor y más feliz. En parte por mi amor por ti, y debido a tu amor por el yogurt. En parte debido a los tulipanes de color naranja floreciendo alrededor de los abedules. En parte debido al misterio que nuestras sonrisas asumen ante la gente y las estatuas. Es difícil de creer que cuando estoy contigo, no existe más nada. En la calidad luz de las cuatro a Nueva York notamos hacia adelante y atrás entre nosotros como un árbol respirando por sus ramas en un espectacular porta retratos. Y el porta retrato parece no tener rostros en absoluto solo pinturas y de pronto te preguntas, por qué en el mundo alguien haría eso, te miro a ti y prefería verte a ti que a todos los porta retratos…

Pensándolo bien

Pensándolo bien, doy mi permiso por este medio a la policía, la Nasa, el FBI y la CIA, la Guardia Suiza, la Interpol, los habitantes de la Tierra Media, agentes Mulder y Scully, los Goonies, a los Elfos mis amigos y hermanos, a todos los Stormtroopers y Darth Vader, El sombrerero Loco, Chuck Norris, S.H.I.E.L.D, los Vengadores, los Illuminati, los Hombres de Negro, X-Men, Ghost Busters, la Liga de la Justicia, Gandalf y Dumbledore, El Ministerio de Magia, Santa Claus, el Conejo de Pascua, Bert Y Ernie, el osito Bimbo, los Lannister, Stark, Little finger, Mother of Dragons, el Hada de los Dientes, Black Sabbath, Rolling Stone, Voltron, He-Man, Mazzinger Z, Neo, Thundercats, Sherlock Holmes, El agente de C.I.P.O.L., al 007 al Agente 86 Maxwell Smart, La 99, El Santo” el enmascarado de plata”, Blue Demon y muchos más para ver todo el contenido increíble, cosas interesantes y una que otra incoherencia e incongruencia que publico en el Facebook. Soy muy consciente de que mi…

El sagrado WC

En cierta ocasión una familia inglesa pasaba sus vacaciones en Escocia, y en uno de sus muchos paseos observaron una pequeña casita de campo, que de inmediato les pareció adecuada para su próxima temporada. Indagaron quién era el dueño de ella, y resultó ser un pastor de la Iglesia Anglicana, al que se dirigieron para pedirle que les mostrara la finca. El propietario amablemente así lo hizo; y tanto por su comodidad, como por su situación, la casa fue del agrado de la familia, que quedó comprometida para alquilarla en sus próximas vacaciones. Ya de regreso en Inglaterra, repasaron debidamente los detalles de cada habitación, y recordó la esposa que no había visto el W.C. Dado lo prácticos que son los ingleses, decidieron escribir al propietario preguntándole por la ubicación de tan indispensable servicio, lo que hicieron en los siguientes términos: – ‘Estimado Pastor: soy miembro de la familia que hace unos días visitó su finca con deseos de arrendarla para nuestras próximas vacaciones y…

Un sublime relato

Las paredes eran rosadas, luminosas, suaves como el terciopelo y acogedoras; entre ellas mi vida nunca se sintió amenazada. Eran mi universo ideal, un universo de paz. Protegida, disfrutaba la dicha de no pensar, todo se me daba por añadidura; descansaba y comía sin preocupaciones, habitaba el paraíso. Mi corazón latía con un ritmo tranquilo y podía escuchar claramente una voz singular, inconfundible, protectora, arrullándome con su canto celestial; cerraba entonces mis pequeños ojos sin temor, sin miedo. Recuerdo el olor y el sabor del alimento materno, suficiente y puntual. Pero llegó un momento en que ese entorno empezó a cambiar; incluso dentro de mi algo me impulsaba hacia fuera, sólo pude intuir que mi mundo se iba como agua entre mis dedos. De mi diminuto pecho y recóndito ser, brota con vehemencia mi primer llanto, mi primer grito de desconcierto y siento por primera vez un profundo sufrimiento al verme expulsada de mi paraíso sin saber que era para siempre… en ese momento me…

Hacer el amor

Me dijo Te voy hacer el amor.. Me sirvió una copa de vino, lleno la bañera a tres cuartos, conocía la temperatura exacta cómo me gustaba el agua, me quitó la ropa y me ayudó a entrar… me lavó el pelo, la espalda y los pies. Me llevó a la cama y mientras me secaba el pelo humedecía mi alma, me acostó boca abajo y comenzó a masajear mi espalda, no decía nada pero su suave respiración era lo más bonito que podía oír. No sé en qué momento me dormí… Pero cuando desperté en sus brazos me dijo, hay muchas maneras de hacer el amor, respiré profundo y lo besé. Y esta vez lo hicimos como yo sabia, con el cuerpo.(ese amor salvaje que nace en la piel) El sabe perfectamente como hacer el amor cada día y es que para hacer el amor no es necesario el encuentro físico, se puede hacer el amor de muchas maneras; con una dulce una caricia, una…

Sigue a Gogol

Recibe publicaciones nuevas en tu email

Únete a otros seguidores