Decisiones

Decisiones

Con toda la información con que a diario somos bombardeados resulta fácil confundirse, todos los días debemos tomar infinidad de decisiones que a veces rallan en lo ridículo, otras tan cotidianas como dónde y que vamos a comer, y otras no tanto como elegir o probar un nuevo jabón, una nueva pasta de dientes o un champú , cosas en las que afortunada o desafortunadamente hay muchísimas opciones y en ocasiones por esta razón les dedicamos más tiempo del necesario, lo bueno de esto es que si tomamos una decisión equivocada podemos esperar a que se termine y escoger otra de las opciones o bien botar lo que no nos gusto.
Y que de aquellas decisiones que debemos tomar colectivamente, tal como elegir un representante, un funcionario público o próximamente un presidente ,en la que la influencia de nuestro voto por si sola es mínima pero que puede marcar diferencia sumada a la decisión de los demás. Año tras año, elección tras elección al observar los panfletos que publicitan a los candidatos he podido notar ese brillo común en los ojos de “ya la hice” acompañada de una forzada y cínica sonrisa que denota “los vamos a tranzar” reafirmada con un discurso prefabricado y hueco en el que promete mesiánicamente el primer mundo y soluciones milagrosas, todo esto claro con una oculta advertencia de que será a costa de más impuestos.
Pero hay decisiones más importantes porque después de todo, todos los políticos son iguales, y no creo que haya candidatos ciudadanos ya que en el momento en un ciudadano se mete a la política se vuelven político, y no creo que ningún político pueda aun cuando quisiera solucionar por decreto problemas estructurales. Estas son Las decisiones que nos afectan a largo plazo, como aquellas que determinan a que nos dedicaremos, donde o con quien viviremos y que muchas veces tomamos llevados por la emotividad del momento o por los brillitos de colores de los espejos con lentejuelas. Una decisión que con más frecuencia se toma y que más nos puede afectar es la decisión de no tomar una decisión porque esta nos lleva a la acción de no ponernos en acción.

Deja un comentario

Sigue a Gogol

Recibe publicaciones nuevas en tu email

Únete a otros seguidores