Hablemos de ti

Hablemos de ti

Hablemos de ti, primero de tu sonrisa
Esa que suavemente por mis ojos se desliza
Y me asombra, pues con su fulgor deslumbra
Aunque se encuentre en la penumbra

Hablemos de ti, y de las estrellas binarias,
Me refiero a tus ojos y a luz de sus estelas
Que se ocultan en el horizonte de tu pelo
Que se vuelven esquivos cuando yo los miro.

Hablemos de ti, de tu boca, de tus labios rojos
Fuentes de miel y de un sonido celestial, tu voz
Manantial de agua clara, fuente de inspiración
De la que quiero beber y contener mi respiración.

Hablemos de ti, de tu esencia divina
De tu origen, de tus líneas, de lo que sea
Pero que sea de ti, solo de ti mujer
O guardemos silencio y neguemos tu ser.

Luis González (Gogol)

Sigue a Gogol

Recibe publicaciones nuevas en tu email

Únete a otros seguidores