Hasta luego, Mariana

Hasta luego, Mariana

Acércate a la ventana, mi querida pequeña,
Me gustaría tratar de leer tu palma
Yo solía pensar que yo era una especie de niño gitano
Antes de permitir que me trajeras a casa

Hasta luego, Mariana, es tiempo de que comencemos
A reír y a llorar y a llorar y a reirnos de todo otra vez.

Bueno, Sabes que me encanta vivir contigo,
Pero tú me haces olvidar muchas cosas
Olvido rezarle a los ángeles
y entonces los ángeles se olvidan de rezar por nosotros.

Hasta luego, Mariana, es tiempo de que comencemos
A reír y a llorar y a llorar y a reirnos de todo otra vez.

Nos encontramos cuando éramos muy jóvenes
esto fue por el parque de lilas verdes
Tú te abrazaste a mí como si yo fuera un crucifijo
a medida que avanzábamos de rodillas a través de la oscuridad.

Hasta luego, Mariana, es tiempo de que comencemos
A reír y a llorar y a llorar y a reirnos de todo otra vez.

Todas Tus cartas dicen que estás a mi lado ahora
Entonces ¿por qué me siento sólo?
Estoy de pie en una repisa y tu fina telaraña
Está sujetando mi tobillo a una piedra

Hasta luego, Mariana, es tiempo de que comencemos
A reír y a llorar y a llorar y a reirnos de todo otra vez.

Por ahora necesito tu amor oculto.
Tengo frío como una cuchilla de afeitar nueva.
Te fuiste cuando te dije que tenía curiosidad.
¿Alguna vez te dije que yo era valiente?

Hasta luego, Mariana, es tiempo de que comencemos
A reír y a llorar y a llorar y a reirnos de todo otra vez.

Oh, tu eres realmente una mujer tan bonita
Veo que te has ido y te has cambiado el nombre otra vez
Y justo cuando subí toda esa montaña
Para lavar mis párpados en la lluvia

Hasta luego, Mariana, es tiempo de que comencemos
A reír y a llorar y a llorar y a reirnos de todo otra vez.

Oh, tus ojos, bueno, yo olvide tus ojos
tu cuerpo está en casa en cualquier mar
¿Cómo es que tu le diste las noticias a todo el mundo
lo que dijiste fue un secreto para mí

Hasta luego, Mariana, es tiempo de que comencemos
A reír y a llorar y a llorar y a reirnos de todo otra vez.

Leonard Cohen

Deja un comentario

Sigue a Gogol

Recibe publicaciones nuevas en tu email

Únete a otros seguidores