Recomenzar

Recomenzar

Perdiste un juguete que te acompañó en tu infancia, pero ganaste el recuerdo del amor de quien te hizo ese regalo.
Perdiste tus privilegios y fantasías de niño, pero ganaste la oportunidad de crecer y vivir libre.
Perdiste a mucha gente que quisiste y que amas todavía, pero ganaste el cariño y el ejemplo de sus vidas.
Perdiste momentos únicos porque llorabas en vez de sonreír, pero descubriste que es sembrando amor, como se cosecha amor.
Perdiste muchas veces, muchas cosas en tu vida; pero junto con ese “perder” hoy intentas el valor de “ganar”.
Porque siempre es posible luchar por lo que soñamos.
porque siempre hay tiempo para empezar de nuevo.
No importa en que momento te cansaste.
Lo que importa es que siempre es necesario recomenzar.
Recomenzar es darse una nueva oportunidad, es renovar las esperanzas en la vida y lo más importante es creer en uno mismo.
¿Sufriste mucho en algún período?… fue aprendizaje.
¿Lloraste mucho?… sirvió para limpiar el alma.
¿Sentiste rencor?… fue para aprender a perdonar.
¿Estuviste solo en un momento?… tal vez fue porque cerraste la puerta.
¿Te sentiste solo?… mira alrededor y encontrarás mucha gente que
espera tu sonrisa para acercarse más a ti.
Hoy es un excelente día para comenzar un nuevo proyecto de vida.
Mira alto, sueña alto, anhela lo mejor; la vida nos trae lo que
anhelamos. Si pensamos pequeño, vendrá lo pequeño. Si pensamos
firme en lo mejor, en positivo y luchamos para alcanzarlo, eso llegará.
Recuerda que aquellos seres cuyas vidas has tocado y aquellos otros que te han dejado su huella, siempre ocuparán un lugar especial en tu corazón.
Arroja lo malo a la basura, limpia tu corazón y estarás listo para una nueva vida y para un nuevo amor.

Si toda la vida es un camino y toda la vida es una búsqueda, acepta (aunque duela) que toda la vida es una despedida. Y eso es crecer y acercarse a la plenitud.
Despedirte de lo bueno que viviste, sin temor al futuro.
Despedirte es dejar correr el río de la vida, que se lleva las aguas que estás viendo, para que aparezcan ante tus ojos aguas que todavía no viste y que están viniendo.

Confía en la vida, confía en ti y ¡recomienza!

Sigue a Gogol

Recibe publicaciones nuevas en tu email

Únete a otros seguidores