San Valentin

San Valentin

Durante los siguientes días Alicia y Andrés no se volvieron a ver ,aun cuando el sábado muy temprano Andrés estuvo presto al frente de la lechería esperando que apareciera Alicia , el domingo después de ir a jugar , se sentó en la banqueta a esperar por largo rato a que saliera rumbo al mercado pero esto tampoco sucedió ,en su lugar Ángela la hermana de Alicia y a su mama salieron de la casa , Andrés alcanzo a identificar la bolsa que Alicia había llevado al día de campo y rato después las vio llegar con la bolsa llena de cosas, una gran decepción lo invadió y opto por meterse a su casa , se dejo caer en un viejo sillón que estaba frente a un enorme televisor , tomo el periódico que yacía extendido en el descansa brazos del sillón y comenzó a hojearlo sin sentido , sin la menor intención de leerlo lo recorrió por completo , lo dejo en el mismo lugar que lo había tomado se levanto y se dirigió hacia el televisor , giro la perilla que lo encendía , este tardo cerca de un minuto en dar señales de vida , primero se empezó a escuchar un zumbido seguido de algunas voces y finalmente apareció la imagen que al principio no abarcaba toda la pantalla una característica de los televisores en blanco y negro , cuando por fin se ilumino completamente la pantalla giro la perilla para cambiar de canal y la llevo hasta donde estaba el número ocho , el domingo en ese canal solían pasar películas casi todo el día , la que estaba en ese momento ya la había visto cuando menos cuatro veces pero no le importo mucho además ya casi terminaba , tomo nuevamente el periódico lo hojeo hasta que encontró la sección donde estaba publicada la programación de los canales de televisión , a continuación pasarían el “El planeta de los simios”. Se sentía intranquilo pero no podía hacer nada, así que fue por un vaso con agua de limón volvió a sentarse en el sillón y se dispuso a pasar el resto del día viendo películas.
Alicia no se encontraba en la colonia una de sus tías que trabajaba haciendo la limpieza en una casa en una zona residencial de Coyoacan le había dicho a la mama de Alicia que durante ese fin de semana necesitaría de ayuda puesto que sus patrones tendrían una fiesta , Alicia se ofreció de voluntaria, el sábado tendrían que limpiar la casa completamente y al otro día deberían atender a los invitados, así que ese fin de semana Alicia estuvo muy atareada y termino exhausta, el lunes regreso a su casa a medio día y el resto de la semana volvió a su eterna rutina, aun el viernes que fue 14 de febrero resulto un día como cualquier otro, los viernes se levantaba a las siete y media ocho de la mañana para llevar a sus hermano más pequeños Pedro y a Perla a la escuela , de regreso almorzó con su mama y con Ángela ,des pues se puso lavar la ropa de sus hermanos, a su hermana Ángela que le tocaba barrer el cuarto además de lavar los trastes , acabo antes que ella fue hacerle compañía y le dijo – el domingo vi a tu novio –
-no es mi novio – refunfuño Alicia
Ángela:–bueno , vi al chavo que te gusta jijiji-
Alicia: -¿Quien?!Estás loca¡-
Ángela:-el chavo del 75 te estaba esperando –
Alicia:-como sabes –
Ángela:-estaba sentado en la banqueta cuando fuimos al mercado-
Alicia:-Y eso que-
Ángela: -cuando regresamos seguía sentándote ahí y se nos quedo mirando –
Alicia:- mmm-
Ángela: -y después me asome y ya no estaba-
Alicia: -lo vio mi mama-
Ángela: -no ,creo que solo yo-
Alicia: -mmm pues ni es mi novio y ni me gusta –
Ángela: -jajaja que chismosa-
Finalmente Alicia dijo- se me hace que a la que le gusta es a ti – tratando de despistarla, le aventó a la cara la espuma que tenía en la mano derecha la cual le entro a los ojos a Ángela que se agacho hacia la pequeña pileta llena de agua que estaba pegada al lavadero se enjuago al tiempo que gritaba –fíjate imbécil- cuando ya no le ardían los ojos se alejo Ángela de fue al cuarto. Alicia se quedo pensado en los que le había dicho Ángela, le preocupaba que se enterara su mama o peor aun su papa, sabía que Ángela guardaría el secreto pero prefería que tampoco lo supiera, Pensó en Andrés y se sintió un poco avergonzada cuando recordó lo que había pasado en el día de campo ,cuando termino de lavar era la hora de la comida , después prendieron la televisión como lo hacían todos los días , lo único diferente es que los anuncios que predominaban eran los relacionados con el catorce de febrero . A las nueve y media todos en su casa se fueron a dormir. Al otro día a las seis y media fue a comprar la leche.
Igualmente para Andrés el catorce de febrero fue un día ordinario, además de que tendría clases normales no tenía ninguna esperanza de ver ese día a Alicia , así que cuando terminaron todas las clases sus amigos y e se dirigieron a la cafetería como acostumbraban , ensimismado Andrés se perdía buena parte de la charla , pero no resulto extraño ya que tenía una bien ganada fama de callado, al termino de la comida se fueron al gimnasio y pidieron un balón de basquetbol con el que estuvieron jugando primeo entre ellos , después empezaron a llegar otro grupitos a hacer la “reta” , cuando comenzó a obscurecer Andrés y sus amigos recogieron el balón se fueron a sus casas.
Andrés llego casi a las ocho de la noche, justo la hora en que cenaban en su casa, comió su cena y cuando termino subió a su cuarto al entrar en una pequeña mesa vio el libro que había comprado para Alicia, mentalmente se dijo –que estúpido soy, no le he envuelto- , salió de su cuarto corriendo hacia la papelería con la esperanza de encontrarla abierta, al llegar a la papelería vociferó una sarta de groserías, la cortina estaba cerrada ,luego vio que la dueña de la papelería, estaba en la puerta de su casa despachándole a unos niños, se acerco y le dijo –perdón seño me puede vender papel para regalo y diurex- a lo que amablemente la señora accedió , entraron por la puerta trasera de la papelería para que escogiera el papel, más tranquilo regreso a su cuarto a envolver el regalo.
Al otro día al cuarto para las seis cuando sonaron por primera vez las pequeñas campanas del despertador, Andrés se levanto al tiempo que oprimía el botón que las hacía callar, rápidamente se vistió tomo el regalo y salió con rumbo a la lechería, se ubico en el lugar que estratégicamente escogiera la primera vez que fue a buscar Alicia y espero. Al cabo de media hora apareció Alicia que de reojo miro Andrés y le hizo una señal para que la esperara, entro a la lechería, compro lo de costumbre y salió, Andrés que la esperaba en la puerta pregunto, -como has estado-
-estaba preocupado, te busque varia veces, hace ocho días vine y no te vi –
-estoy bien – contesto Alicia – me fui a trabajar-
Juntos cruzaron la calle obscura , Andrés la abrazo , Alicia los hizo con la mano que tenia libre y luego dijo- espera- , coloco la bolsa en el suelo . se abrazaron y besaron durante un breve lapso , entonces Alicia se separa de Andrés diciendo -me tengo que ir-
-está bien- dijo Andrés – tengo algo para ti- y saco el regalo que había guardado en su espalda baja aprisionado con el cinturón.
-¿que es?- pregunto ella
-es tu regalo del día de San Valentin espero que te guste- contesto el
-gracias- dijo Alicia emocionada, abrazo a Andrés y le dio un beso, tomo la bolsa comenzó a caminar – tu espérate aquí, nos vemos después.- termino diciendo, Andrés asintió con la cabeza contemplando cómo se alejaba.
Alicia estaba realmente emocionada nunca nadie le había regalado nada, cuando se alejo de Andrés coloco el regalo en la bolsa junto con la leche , antes de entrar al cuarto donde Vivian , destapo el regalo cuidadosamente , doblo el papel , que posteriormente guardaría en su cajita de tesoros , fascinada porque tenía su nombre se quedo viendo la portada del libro , lo abrió por la mitad , acerco su nariz , olía a nuevo , le encantaba ese olor , le recordaba los primeros días en que fue a la escuela , cuando le dieron sus primero libros, regreso a la primera hoja pero solo alcanzo a leer el titulo del primer capítulo, el ronco saludo de uno de sus vecinos la trajeron a la realidad –buenos días respondió cortésmente ,coloco el papel doblado dentro del libro y este los escondió en los pliegues de su falda de manera similar a lo había hecho Andrés y entro a su casa.

Sigue a Gogol

Recibe publicaciones nuevas en tu email

Únete a otros seguidores