Suzanne

Suzanne

Suzanne te hace bajar a su refugio junto al río
Puedes oír como pasan los barcos
Puedes pasar la noche junto a ella
Y sabes que está medio loca
Pero por eso quieres estar allí
Te ofrece té y naranjas
Que vienen desde China
Y justo cuando vas a decirle
Que no tienes amor para darle
Te toma y mece en sus brazos
Dejando que sea el río que conteste
Que siempre has sido su amante.
Y quieres viajar con ella,
Quieres viajar a ciegas,
Y sabes que confiará en ti
Porque has tocado su cuerpo perfecto con tu mente.

Y Jesús era un marinero
Cuando caminaba sobre las aguas
Y pasó mucho tiempo observando
Desde su solitaria torre de madera
Y cuando supo con certeza
Que solo los ahogados podían verle
Dijo: “Todos los hombres serán marineros
Hasta que el mar los libere”
Pero el mismo estaba roto
Mucho antes de que el cielo se abriera
Abandonado, casi humano
Se hundió bajo tu sabiduria como una piedra.

Y quieres viajar con él
Y quieres viajar a ciegas
Y sabes que deberías confiar en él
Porque él ha tocado su cuerpo perfecto con su mente.

Ahora Suzanne coge tu mano
Y te conduce hacia el río
Lleva pieles y harapos
Sacados de la ventanilla del Ejército de Salvación
Y el sol cae como la miel
Sobre nuestra dama de la bahía
Y te muestra dónde has de mirar
Entre la basura y las flores
Hay héroes entre las algas
Hay niños en la mañana
Que se inclinan hacia el amor
Y lo harán así para siempre
Mientras Suzanne sostenga el espejo.

Y quieres viajar con ella
Y quieres viajar a ciegas
Y sabes que puedes confiar en ella
Porque ella ha tocado tu cuerpo perfecto con su mente

Leonard Cohen explicaba que el poema y la cancion cuentan el encuentro que tuvo con Suzanne Verdal, la esposa del escultor Armand Vaillancourt. El encuentro tuvo lugar en Montreal. En la canción aparecen varios lugares de la ciudad incluido el Río San Lorenzo y una pequeña capilla junto a la bahía, Notre-Dame-de-Bon-Secours, que mira hacia el sol naciente de la mañana, tal como se describe en la canción. Cohen fue invitado por Suzanne a su casa cerca del río donde le sirvió té Constant Comentary -lleno de pedacitos de naranja-. Esos elementos fueron la inspiración -el rocío según Cohen- para soñar e inventar el poema y la canción.

Leonard Cohen

Deja un comentario

Sigue a Gogol

Recibe publicaciones nuevas en tu email

Únete a otros seguidores