Tag : Frases de reflexión

Siempre en primer lugar

Ganar no es algo casual; es habitual. No se gana de vez en cuando, no se hacen las cosas bien de vez en cuando, se hacen bien siempre. El ganar es un hábito. Desafortunadamente, también el perder es un hábito. No hay segundo lugar. En mi equipo hay un solo lugar y ese es el primero. Dos veces he quedado en segundo lugar en mi equipo Green Bay y nunca quiero volver a quedar en segundo lugar otra vez. Hay un juego para los ganadores de segundo lugar, pero es un juego de perdedores jugado por perdedores. Es y siempre ha sido un orgullo ser el primero en cualquier cosa, y ganar, y ganar, y ganar. Cada vez que un jugador salta al campo a demostrar lo que tiene que ofrecer, tiene que jugar desde la planta de los pies hasta la punta de los cabellos. Cada centímetro de su ser tiene que jugar. Algunos juegan con la cabeza. Está bien. Hay que ser listo…

No lo hagas

Si no te sale ardiendo de dentro, a pesar de todo, no lo hagas. A no ser que salga espontáneamente de tu corazón y de tu mente y de tu boca y de tus tripas, no lo hagas. Si tienes que sentarte durante horas con la mirada fija en la pantalla del ordenador ó clavado en tu máquina de escribir buscando las palabras, no lo hagas. Si lo haces por dinero o fama, no lo hagas. Si lo haces porque quieres mujeres en tu cama, no lo hagas. Si tienes que sentarte y reescribirlo una y otra vez, no lo hagas. Si te cansa sólo pensar en hacerlo, no lo hagas. Si estás intentando escribir como cualquier otro, olvídalo. Si tienes que esperar a que salga rugiendo de ti, espera pacientemente. Si nunca sale rugiendo de ti, haz otra cosa. Si primero tienes que leerlo a tu esposa ó a tu novia ó a tu novio ó a tus padres ó a cualquiera, no estás…

Alegrate

Si eres pequeño, alégrate; porque tu pequeñez sirve de contraste a otros en el universo; porque esa pequeñez constituye la razón esencial de su grandeza; porque para ser ellos grandes han Necesitado que tú seas pequeño, como la montaña para culminar necesita alzarse entre colinas, lomas y cerros. Si eres grande, alégrate; porque lo inevitable se manifestó en ti de manera más excelente; porque eres un éxito del Artista eterno. Si eres sano, alégrate; porque en ti las fuerzas de la Naturaleza han llegado a la ponderación y a la armonía. Si eres enfermo, alégrate; porque luchan en tu organismo fuerzas contrarias que acaso buscan una resultante d e belleza; porque en ti se ensaya ese divino alquimista que se llama el Dolor. Si eres rico, alégrate; por toda la fuerza que el Destino ha puesto en tus manos para que la derrames… Si eres pobre, alégrate; porque tus alas serán más ligeras porque la vida te sujetará menos; porque el Padre realizará en ti…

La risa no es una terapia

Propongo definir la salud como una vida feliz… En esta definición una persona que está muriendo de cáncer puede ser una persona que goza de buena salud. Hay gente que está muy enferma y, sin embargo, podemos decir que dada su actitud de alegría, son seres saludables El mundo tiene déficit de abrazos” y si seguimos así, no duraremos muchas décadas más, En vez de intentar quitarme la vida, voy a ser feliz a toda costa… Y voy a empezar una revolución basada en el amor La risa no es una terapia, como tampoco lo es música. Terapia suena a cirugía, a homeopatía o a tratamiento. La risa y la música son mucho más, yo diría que son la vida misma, una parte esencial de nuestra condición de humanos. Lo que no es de humanos es la seriedad. No conozco una sola enfermedad que se cure con la seriedad, con la ira o con la apatía. No llegaremos muy lejos si nos ponemos muy serios….

Hojas marchitas

Cada flor tiende a ser fruto, cada mañana tiende a convertirse en noche, nada hay eterno en esta tierra, excepto el cambio o la huida. También el verano más hermoso quiere sentir alguna vez el otoño y lo marchito. Mantente, hoja, quieta y con paciencia, si intenta el rapto alguna vez el viento. Juega tu juego sin nunca defenderte, deja que tranquilamente ocurra, y por el viento que te arranca déjate soplar hasta tu casa. Hermann Hesse