Tag : Mitos fabulas y leyendas

El alma de José Sánchez

Cuenta una leyenda que a principios del siglo XVII, concretamente a mediados del mes de septiembre de 1823 una banda de forajidos llego al pueblo y durante días acosaron a la gente tomando lo que les daba en gana ante la impotencia de la gente, algunos hombres humildes todos ellos, cansados de los abusos se armaron de valor y enfrentaron a los maleantes, sin embargo los maleantes mejor armados los sometieron matando algunos en el momento, los que sobrevivieron huyeron y fueron a esconderse en la iglesia del pueblo donde más tarde fueron descubiertos, los enfurecidos ladrones le prendieron fuego a la iglesia construida de tablas en su gran mayoría , una vez hecho esto dejaron a uno de ellos como vigilante , este era José Sánchez un joven de no más de veintidós años a quien dejaron la encomienda de la vigilancia de la iglesia mientras terminaba de quemarse, José Sánchez al parecer no estaba de acuerdo con lo que habían hecho sus compañeros…

La leyenda de los tres hermanos

Había una vez tres hermanos, que viajaban a la hora del crepúsculo por una solitaria y sinuosa carretera. Los hermanos llegaron a un río demasiado peligroso para cruzarlo a nado, pero gracias a su destreza en las artes mágicas, agitaron sus varitas e hicieron aparecer un puente. Antes de poder cruzar, una figura encapuchada les cerró el paso. Era la muerte, que se sentía contrariada, porque normalmente los viajeros se ahogaban en el río. Pero era muy astuta, y fingiendo felicitar a los tres hermanos por sus poderes mágicos, les dijo que cada uno tenía opción a un premio por haberla eludido. El mayor, que era muy combativo, pidió la varita mágica más poderosa que existiera, y la muerte le regaló una proveniente de un saúco cercano. El hermano mediano, que era muy arrogante, quiso humillar aún más a la muerte, y pidió el poder de devolver la vida a los muertos. La muerte, cogió una piedra de la orilla del río y se la…

La leyenda del ceibo

Cuenta la leyenda que en las riberas del Paraná, vivía una indiecita fea, de rasgos toscos, llamada Anahí. Era fea, pero en las tardecitas veraniegas deleitaba a toda la gente de su tribu guaraní con sus canciones inspiradas en sus dioses y el amor a la tierra de la que eran dueños… Pero llegaron los invasores, esos valientes, atrevidos y aguerridos seres de piel blanca, que arrasaron las tribus y les arrebataron las tierras, los ídolos, y su libertad. Anahí fue llevada cautiva junto con otros indígenas. Pasó muchos días llorando y muchas noches en vigilia, hasta que un día en que el sueño venció a su centinela, la indiecita logró escapar, pero al hacerlo, el centinela despertó, y ella, para lograr su objetivo, hundió un puñal en el pecho de su guardián, y huyó rápidamente a la selva. El grito del moribundo carcelero, despertó a los otros españoles, que salieron en una persecución que se convirtió en cacería de la pobre Anahí, quien al…

El colibrí

Los mayas más viejos y sabios, cuentan que los Dioses crearon todas las cosas en la Tierra y al hacerlo, a cada animal, a cada árbol y a cada piedra le encargaron un trabajo. Pero cuando ya habían terminado, notaron que no había nadie encargado de llevar sus deseos y pensamientos de un lugar a otro. Como ya no tenían barro ni maíz para hacer otro animal, tomaron una piedra de jade y con ella tallaron una flecha muy pequeña. Cuando estuvo lista, soplaron sobre ella y la pequeña flecha salió volando. Ya no era más una simple flecha, ahora tenía vida, los dioses habían creado al x ts’unu’um (colibrí). Entonces los hombres trataron de atrapar a esa hermosa ave para adornarse con sus plumas. Los Dioses al verlo, se enojaron y dijeron: “si alguien osa atrapar algún colibrí, éste morirá”. Por eso es que nadie ha visto alguna vez a un colibrí en una jaula, ni tampoco en la mano de un hombre. De…

La Pirámide del adivino

La Pirámide del adivino, también llamada del hechicero, del enano o del gran Chilán, es una construcción maya de 35m de altura ubicada en el complejo de Uxmal, englobado en la zona Puuc del estado de Yucatán (México) Según relató el investigador estadounidense John Lloyd Stephens en sus Incidentes de viaje a principios de 1840, cuenta la leyenda que este edificio fue construido en una sola noche por un enano, nacido de un huevo encontrado por una bruja cerca de Uxmal. El niño nació con la capacidad de adivinar el futuro, por lo que fue llamado el Adivino. Un día, el enano descubrió un tunkul (instrumento de percusión de madera) y se puso a tocarlo. De acuerdo con las profecías, era sabido que cuando alguien tocase ese instrumento y su sonido repercutiera en toda la región, obtendría el trono de la ciudad, de modo que cuando fue escuchado por el rey de Uxmal, éste identificó el sonido como el anuncio del fin de su reinado….

Sigue a Gogol

Recibe publicaciones nuevas en tu email

Únete a otros seguidores