Tag : reflexiones

La sonrisa

Es de común experiencia que toda risa contenida se hace en sonrisa, y toda sonrisa acentuada se desata en risa. Estas relaciones fisiológicas no deben turbarnos. En concepto, como quiere Bergson, podemos considerar que la risa es una manifestación social. La sonrisa es solitaria. La risa acusa un pretexto o motivo externo, como señalándolo con el dedo. La sonrisa es más interior, tiene más espontaneidad que la risa es menos solicitada desde fuera. Así, aun cuando se considere que son grados o momentos de un mismo proceso, el análisis de la sonrisa nos lleva a las fuentes espirituales; el de la risa, a los motivos externos. Los motivos podrían variar; como no nos pertenecen, no son absolutos. La fuente espiritual que traemos con nuestro ser no puede variar, es absoluta. La sonrisa es, filosóficamente, más permanente que la risa. > ha observado Rabelais, sutilmente. Lo mismo pudiera haber dicho: sonreír… Los naturalistas creen percibir, en cierta clase de simios, el rictus de una embrionaria sonrisa;…

Caminante

No despiertes jamás para vivir tu sueño pues el sueño es un viaje más allá del olvido, tu pie siempre es más firme después de haber caído, solo es grande en la vida quien sabe ser pequeño. El amor llega y pasa, como un dolor risueño, como una rama seca donde retoña un nido. Sólo tiene algo suyo quien todo lo ha perdido, nadie es dueño de nada sin ser su propio dueño. La vida será tuya, será tuya si sabes que es ajena, que es igual ser montaña que ser grano de arena, pues la calma del justo vence al furor del bravo. Y aprende que el camino nace del caminante, pues por más que ambiciones, humilde o arrogante, sólo has de ser dueño de lo que eres esclavo. José Angel Buesa

El valor de la amistad

Un día, cuando ingresé en la preparatoria, vi a un chico de mi clase caminando hacia su casa desde la escuela, su nombre era Kyle y estaba cargando todos sus libros a su casa en viernes? ¡Debe ser un perno! Tenía planeado un gran fin de semana (fiestas y un juego de fútbol el sábado en la tarde), así que solo me encogí de hombros y seguí mi camino. Mientras caminaba, vi a un grupo de chicos corriendo hacia Kyle. Le tiraron los libros que traía cargando y lo empujaron para que cayera al suelo, sus anteojos salieron volando y vi como cayeron en el pasto a unos tres metros de él. Miró hacia arriba y observé una terrible tristeza en sus ojos. Mi corazón se volcó hacia él y mientras se arrastraba hacia sus anteojos, vi lágrimas en sus ojos. Mientras arreglaba sus anteojos, le dije: – Esos tipos sin unos idiotas _. Deberían entretenerse de otra forma. – Me miró y dijo: –…

Actitud lo es todo

Samuel era el tipo de persona que te encantaría odiar. Siempre estaba de buen humor y siempre tenía algo positivo que decir. Cuando alguien le preguntaba cómo le iba, él respondía: -Para poder estar mejor tendría que ser mi gemelo”. -Era un gerente de u n restaurante único, porque tenía varias meseras que lo habían seguido de restaurante en restaurante. La razón por la que las meseras seguían a Samuel era por su actitud interior. El era un motivador natural: -Sí un empleado tenía un mal día, Samuel estaba allí para decirle cómo ver el lado positivo de la situación. – Ver este estilo de persona realmente me causó curiosidad, así que un día fui a buscar a Samuel y le pregunté: -No lo entiendo… no es posible ser una persona tan positiva todo el tiempo… ¿Cómo lo haces? Samuel respondió: – Cada mañana me despierto y me digo a mi mismo ¡Samuel, tienes dos opciones hoy! -Puedes escoger estar de buen humor o puedes…

Riqueza verdadera

Un padre de una familia acaudalada llevó a su hijo a un viaje por el campo con el firme propósito de que su hijo viera cuán pobres era la gente del campo. Estuvieron por espacio de un día y una noche completos en una granja de una familia campesina muy humilde. Al concluir el viaje y de regreso a casa el padre le pregunta a su hijo: _ ¿Qué te pareció el viaje? _ ¡Muy bonito Papá! _ ¿Viste que tan pobre puede ser la gente? _ ¡Sí! _ ¿Y qué aprendiste? _ Vi que nosotros tenemos un perro en casa, ellos tienen cuatro. Nosotros tenemos una piscina que llega de largo a la mitad del jardín, ellos tienen un arroyo que no tiene fin. Nosotros tenemos unas lámparas importadas en el patio, ellos tienen las estrellas. Nuestro patio llega hasta la muralla de la casa, el de ellos tiene todo un horizonte. Ellos tienen tiempo para platicar y convivir en familia: _Tú y mi…

Sigue a Gogol

Recibe publicaciones nuevas en tu email

Únete a otros seguidores