Tag : Experiencias de vida

Walt Whitman en frases

Existo como soy, con eso basta, Y si nadie lo sabe me doy por satisfecho. No soy sentimental ni miro desde arriba a hombres ni a mujeres de los que no me aparto. No soy más orgulloso que humilde… Me humilla quien humilla a los otros, y nada se hace o dice que no recaiga en mí…. Si nadie me ve, no me importa, y si todos me ven, no me importa tampoco. Un mundo me ve, el más grande de todos los mundos: Yo. Mira tan lejos como puedas, hay espacio ilimitado allá. Yo no hablo del principio y del fin. Jamás hubo otro principio que el de ahora, ni más juventud o vejez que las de ahora, Y nunca habrá otra perfección que la de ahora, ni más cielo o infierno que éstos de ahora. No pregunto quién eres, eso carece de importancia para mí. No puedes hacer ni ser más que aquello que yo te inculco. VIVE !!! No dejes que termine…

La vida no es algo que se deba guardar

La vida no es algo que se deba guardar en un armario, Ni algo que se pueda que conservar por siempre, la vida se gasta y se deteriora de cualquier manera, es perene y caduca. La vida se nos dio para explotarla,explorarla y disfrutarla. La vida es como una paleta de hielo, a la cual le tienes te chupar cada gota, de tu sabor preferido. A veces para lograrlo debemos correr riesgos, como escalar una montaña, saltar en paracaídas, o andar en bicicleta sin manos o con los ojos cerrados. En otras basta con levantarnos antes de que salga el sol y ver hacia el horizonte el esplendor del amanecer, o ser paciente frente al milagro de ver brotar una flor. Algunas tendremos que hacer cosas que no estamos seguros que nos darán los resultados que deseamos y parecerá que gastamos nuestra vida inútilmente, pero ten la certeza que si haces lo que te gusta, puedes estar seguro,convéncete, de que tarde o temprano conquistaras tu…

La vida es como un viaje en tren

La vida es como un viaje en tren, llena de embarques y desembarques, de pequeños accidentes en el camino, de sorpresas agradables, de alertas falsas y verdaderas, con algunas subidas y bajadas tristes, con subidas y bajadas de alegría. Cuando nacemos y subimos al tren, encontramos dos personas queridas, nuestros padres, que nos harán conocer el “Gran” viaje hasta alguna parte del camino. Lamentablemente, ellos en alguna estación se bajarán para no volver a subir más. Quedaremos huérfanos de su cariño, protección y afecto. Pero a pesar de esto, nuestro viaje continuará. Conoceremos a otras interesantes personas, durante la larga travesía. Subirán nuestros hermanos, amigos y amores. Muchos de ellos sólo realizarán un corto paseo, otros estarán siempre a nuestro lado compartiendo alegrías y tristezas. En el tren también viajarán personas que andarán de vagón en vagón para ayudar a quien lo necesite. Muchos se bajarán y dejarán recuerdos imborrables. Otros en cambio viajarán ocupando asientos, sin que nadie perciba que están allí sentados. Es…

La vida que sostienes está en tus manos

En un lugar de la India existió un gran maestro, todos sus alumnos estaban encantados de estar con él porque estaban aprendiendo muchísimo, todo lo que le preguntaban él lo sabía. Pasó el tiempo y esos mismos alumnos estaban cansados y molestos, se empezaron a preguntar qué era lo les estaba pasando y descubrieron que estaban hartos del gran maestro ya que todo lo sabía y lo que ellos querían era burlarse de él. Decidieron entre todos que para sentirse bien, lo que podían hacer era preguntarle algo que él no supiera. “¡Si! dijeron todos al unísono” . ¿Pero qué le podrían preguntar que él no supiera? Después de mucho pensar, uno de ellos dijo: “¡Ya sé! vamos al bosque, buscamos un pajarito, lo ponemos entre nuestras manos, quitamos cualquier rastro para que no sepa de qué se trata, vamos ante él y le preguntamos: “Maestro ¿qué tengo entre mis manos? y lo más seguro es que no sepa” “Un momento” dijo otro que estaba…

LOS LADRONES DE TU ENERGÍA

Deja ir a personas que sólo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de los demás. Si …alguien busca un cubo para echar su basura, procura que no sea en tu mente. Paga tus cuentas a tiempo. Al mismo tiempo cobra a quién te debe o elige dejarlo ir, si ya es imposible cobrarle. Cumple tus promesas. Si no has cumplido, pregúntate por qué tienes resistencia. Siempre tienes derecho a cambiar de opinión, a disculparte, a compensar, a re-negociar y a ofrecer otra alternativa hacia una promesa no cumplida; aunque no como costumbre. La forma más fácil de evitar el no cumplir con algo que no quieres hacer, es decir NO desde el principio. Elimina en lo posible y delega aquellas tareas que no prefieres hacer y dedica tu tiempo a hacer las que sí disfrutas. Date permiso para descansar si estás en un momento que lo necesitas y date permiso para actuar si estás en un momento de oportunidad. Tira, recoge…

Sigue a Gogol

Recibe publicaciones nuevas en tu email

Únete a otros seguidores